March 7, 2007

Control Remoto

Dirigir mi mirada a la imagen, es el catalizador que estoy usando, eso y un chingo de tazas con café para desviar la atención a la presión que hay en mi alrededor. Viéndola no me siento mejor, pero si me imagino que hay situaciones en las que se esta puede estar peor.
Hemos llegado a un nivel incontrolable de inmensa pérdida laboral, que se ve muy difícil sostener y aguantar por mucho tiempo el incremento de trabajo de los que se van. Pero se pueden manejar las urgencias que son las que se deben resolver.
Lo que si no podemos remediar es el cansancio que va dando paso a la melancolía de ver como se desborona y reduce una empresa. Al cansancio que se vuelve fastidio a la constante pregunta de si seré el siguiente en salir, y a la intensidad de enojo creciendo cuando no te dejan desarrollar las soluciones al excesivo trabajo que se te acumula, por que alguien tiene que hacerlo.

Estos días me he sentido como televisión, en manos de un adicto al cambio de canales cada segundo por que no encuentra nada que ver.

Godspeed You Black Emperor. Musicalizan mis lapsos de evasión y aislamiento a las quejas, bromas y divertimiento de mis compañeros.

3 comments:

Delirio said...

qué curioso, leo catalizadores y me acuerdo de mi trauma con la química y cómo estoy lidiando con la presión que me está provocando no ir bien en la clase. Aparte, me siento como un televisor, sólo que cuando se le va la señal. Bueno, eso es a veces, cuando ando toda "ida" por no haber dormido bien.

Por cierto, ¿Quién eras en la blog party?

Jorjais said...

Esta cabrona esa situación cuando se desmorona una empresa o tiene sus proyectos fuera del país da igual yo viví la experiencia sin pertenecer a una y ciertamente el ambiente es otro todo muy callado, muy tibio, muy abrumador pero espero y si te toca que tengas continuidad y no te quedes esperando respuestas sin preguntas, ya me ondié mucho.

Chido y que todo salga de lo mejor

Jorsevil said...

El que se tomo un refresco, el que se sento y a us lado Izq. estaba jorjais y a su derecha La Nana, el que se fue temprano.