August 12, 2007

Laboratorio Stereo

Los discos de Stereolab son para los amantes de la música, lo que para un gourmet la comida. La unión de estilos ingleses con los franceses dan a sus trabajos las ideas y aires de innovación futurista mas una pizca de sonidos retros, formando un amasijo de sabores auditivos, que como su nombre dice es el resultado de su Laborotorio Stereo. Me fui a este disco el primero de ellos que me lleno el oído, poco después de estar leyendo los créditos a los participantes en Brokeback, mientras disfrutaba de la preciosa voz de Mary Hansen. Trágica y paradójicamente su muerte llego de la ruedas de un auto, que impacto a las ruedas de su bicicleta, combinación de la modernidad con el pre-histórico descubrimiento. También en este álbum, como en los demás la banda apuesta por la experimentación fusionando el jazz con el rock, nada nuevo es cierto, pero lo hacen con la maestría que da conocer los ingredientes de su preparación, son precisos en la toma de riesgos, y los resultados llenan la expectativa que nos generamos. El festín empieza desde “Brackhage” y su alegre ambientación, es para ponernos a tono, en una jornada de sorpresas, incluidos los momentos de descanso, hay unos que llegas a pensar resultara en un desastre, y termina como el platillo experimental de un cocinero al que se le hace tarde y la comida debe tener lista. Me refiero a “Refractions in the Plastic Pulse”, ¿y el postre? Ah ese se llama “Miss Modular”

1 comment:

katty said...

I usually listen loud music in my house, that´s why I bought a big stereo, I like to spend my time at home I think it was the costa rica investment opportunities because I acquired my house and now I can do everything I want.